Slow food 10 claves imprescindibles de la filosofía slow

Slow food: Aprovecha el fin de semana para depurar cuerpo y mente. Pon tu cocina a punto para practicarlo. 10 claves de la filosofía slow .

La segunda residencia se está haciendo más indispensable que nunca. Es un refugio en el que tomarnos la vida con más calma y adaptarnos al ritmo del campo, disfrutando de sus gentes y paisajes. ¡Es el entorno perfecto para empezar a poner en práctica en la filosofía slow!

El movimiento slow food nace en Italia, a finales de los años 80. En contra de la vida frenética y agitada, el modo de vida slow propone disfrutar de forma tranquila y lenta de los placeres del día a día. En gastronomía implica utilizar productos de temporada, frescos, ecológicos, de productores locales y con recetas tradicionales. Nada más y nada menos que comer de forma saludable y respetando el medio ambiente. Suena genial, ¿verdad?

movimiento slow food

Fuente https://lamenteesmaravillosa.com/el-movimiento-slow-un-nuevo-enfoque-para-saborear-la-vida/

Ya que nuestro día a día suele dejarnos poco tiempo para prestar mucha atención a estos detalles ¿por qué no empezar poco a poco? Si aprovechas los fines de semana en tu segunda residencia, o en la casa rural para introducir en tu vida algunos principios slow, con el tiempo te acostumbrarás y lo convertirás en el pan de cada día.

Equipa tu cocina de forma slow

Para equipar la cocina de forma slow, ten en cuenta estos consejos:

1. OLVIDA LAS PRISAS: No hay nada mejor para el cuerpo y la mente que un gran desayuno de fin de semana: café, huevos, fruta, cereales, tostadas… Completo y nutritivo, te ayudará a desconectar y recargar las pilas para la próxima semana. Aprovecha para disfrutar de las comidas con todos los sentidos, sin prisa por salir de casa a toda pastilla. Por eso en tu cocina no puede faltar un menaje completo para el desayuno.

Te puede interesar  Ideas prácticas para pasar el día del Padre

menaje desayuno

Selección de artículos: SET 6 UNTADORES,BOTELLA DE CRISTAL RECICLADO, TAZAS CON ASA, FUENTES DE PIZARRA, PLATOS DE CRISTAL. Fuente imagen: @casamarzapane.

2. SIEMPRE FRESCO: Ten tu despensa siempre preparada para productos frescos y de temporada. Así te asegurarás de que su producción es ecológica, respetando el ciclo natural de los alimentos. Puedes conseguir un calendario de productos de temporada de tu zona y enmarcarlo en un portafotos colgado en la pared. Coloca boles de frutas y verduras frescas a la vista: refrescarán tus sentidos y evitarás que se pierdan

bol para frutas

Selección de artículos: FRUTEROS, CESTAS APILABLES. Fuente imagen: @casitadebowie.

3. CONSUME LOCAL.

Nunca estarás tan cerca de los productores como cuando estás en plena naturaleza. Busca cerca de tu zona, seguro que encontrarás pequeños agricultores y productores de todo tipo de alimentos. Equípate con leche fresca, embutidos, huevos, frutas y hortalizas…. Podrás llevártelo a tu vivienda habitual. Disminuirás tu consumo de plásticos y tu producción de deshechos, además de colaborar con la economía local.

aceitera productos locales

Selección de artículos:iglutiendas.com

4. PRACTICA LA COCINA LENTA: Ten siempre disponibles moldes de hornos para preparar pasteles de verduras y otras maravillas culinarias con los productos frescos de la zona. ¡Es muy gratificante poder comer alimentos que tú mism@ has preparado y compartirlos con los demás! Si tu segunda residencia está cerca de un bosque entérate de quién es el experto y acompáñale a recoger setas, plantas y flores silvestres. Aprenderás muchísimo sobre el entorno y podrás preparar platos súper sabrosos. Si tienes mucha fruta de temporada muy madura y no das abasto… ¿se te ocurre un postre más fresco que una gran macedonia para compartir?

Te puede interesar  Descubre cómo pasar un día de San Valentín de 10

Fuente imagen: Revista www.elmueble.com Selección de artículos iglutiendas.com: ESCURRIDOR, ESCURRIDOR DE CUBIERTOS, PORTARROLLOS, LATA DE CAFÉ. .

5. LUZ, ORDEN Y LIMPIEZA: Deja que la luz natural entre por todos los rincones. Mantén siempre la cocina ordenada y limpia para disfrutar de un ambiente en paz. Para ello equipa tu cocina solo con los utensilios indispensables, sin saturarla de objetos, pero con todo aquello que contribuirá al orden.

6. REDUCE, REUTILIZA, RECICLA: En una cocina en el campo no puede faltar un espacio para la separación de residuos. Puedes probar a utilizar tus restos de fruta, verdura, café… para hacer compost y abonar tus plantas. ¡Es mucho más sencillo de lo que te imaginas!

7. DISFRUTA CON TODOS LOS SENTIDOS: Ten siempre a mano plantas aromáticas frescas para dar un toque exquisito a tus recetas. Perejil, romero, tomillo, orégano… puedes tenerlas en pequeñas macetas dentro de la cocina.

8. LA FELICIDAD TAMBIÉN ENTRA POR LOS OJOS: La cocina slow debe ser práctica pero también estética. Cuida la decoración, los textiles y el menaje de tu cocina, eligiendo los complementos que más te gusten. Disfrutarás más de tus platos.

cocina textiles y menaje

Selección de artículos: ACCESORIOS DE COCINA MARE

9. UNA COCINA ABIERTA AL EXTERIOR: 

¡Recupera las buenas costumbres! Tradicionalmente la vida social de los pueblos se hacía siempre en las cocinas. Convierte la tuya en un espacio para socializar y recibir a tus vecinos. Seguro que podéis compartir un montón de experiencias. Puedes aprovechar para indagar en las recetas tradicionales de la zona. Si quieres ver nuestras recetas sencillas y sanas haz clic aquí. 

Te puede interesar  5 planes originales para disfrutar del aire libre en compañía

10. DISFRUTA DEL TIEMPO EN COMPAÑÍA: Ten siempre disponible café e infusiones para disfrutar de la mejor compañía ¡no hay nada más slow!

café tetera sobremesa

Selección de artículos: COLECCION FLORA DE IGLUTIENDAS.

Convierte la cocina de tu segunda residencia en un oasis para tus sentidos. Aplica los principios para una vida slow. Equípala con menajes, textiles y complementos prácticos para disfrutar del fin de semana en armonía.