Cómo sobrevivir en un piso de estudiantes. Guía para padres e hijos

Nuevo curso, nuevas experiencias y ¡nuevo hogar! Si tu hijo o hija está a punto de volar del nido te traemos la guía definitiva para que compartir piso no se convierta en un infierno para él y un dolor de cabeza para ti.

estudiantes compartiendo piso

Se acerca el comienzo del curso y para muchos estudiantes una nueva etapa que marcará sus vidas. Y tú mejor que nadie lo sabes. Seguro que todavía recuerdas la excitación y el entusiasmo por el paso del instituto a la universidad y los nervios e inseguridades por salir de casa de tus padres por primera vez.

¡Pero hoy todo es más fácil! Si tu hijo o hija está a punto de entrar en esta nueva fase no dejes que esos miedos se repitan. ¿Quieres que pueda dedicarse a aprender al máximo y vivir nuevas experiencias? Ayúdale a crear un nuevo hogar práctico y acogedor. Haz caso a estos consejos para acompañarle paso a paso.

La regla de oro: acompaña sin agobiar.

¿Necesitará algo?, ¿estará bien? Preocuparse por tus hijos es natural. Siempre serán los pequeños que jugaban y correteaban entre tus faldas. Por mucho que crezcan eso nunca va a cambiar. Pero no te obsesiones, tu hijo necesita espacio para organizar su nueva vida. No cometas el error de infravalorar sus capacidades. Te sorprenderá su capacidad de adaptación a la nueva casa. Puede que cometa cientos de equivocaciones, pero esa también es una parte súper importante de aprender a vivir solo.

1. PLANIFICANDO LA MUDANZA.

No hace falta vaciar el armario para llevarse lo necesario para el día a día. Ten en cuenta que un dormitorio de estudiante, tanto en un piso compartido como en una residencia, no suele ser el colmo de la amplitud. Es mucho más práctico empaquetar solo lo necesario para una temporada y llevarse poco a poco las cosas que se vayan necesitando. Así también tendrás una excusa para recibir vistas más a menudo. 🙂

Te puede interesar  Decora el espacio de esa personita tan especial ¡por muy poco!

El método KonMari puede daros algunas ideas para decidir qué cosas llevar y cuáles no.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Marie Kondo (@mariekondo) el

2. MOBILIARIO PRÁCTICO Y CON ESTILO.

Normalmente los dormitorios de estudiante suelen ser parcos en mobiliario. Cama, armario, silla y escritorio son los imprescindibles. Añade algún pequeño mueble auxiliar, como una mesita, un pongotodo o una estantería que sea práctica y bonita. Aprovecharás mucho más el espacio y harás que sea más acogedor.

muebles auxiliares dormitorio

Selección de artículos: ESTANTERÍA PUENTE, PONGOTODO NORDIC y ALFOMBRA FIBRA NATURAL. Fuente imagen: HOMEDESIGNING.

3. UN ESPACIO PARA VIVIR Y PARA ESTUDIAR

Contar un espacio de estudio cómodo y agradable es básico para obtener buenos resultados en los exámenes. Las molestias de espalda por una mala postura corporal o los dolores de cabeza por falta de luz no tienen por qué ser excusas de tu hijo para perder el tiempo. Una buena iluminación y una silla ergonómica evitarán el cansancio en el estudio y le ayudarán a ser más eficiente. Si a unas  técnicas de estudio eficaces le sumamos una buena organización del escritorio y los apuntes, ¡el éxito está asegurado!

escritorio estudiante

Selección de artículos: SET DE ESCRITORIO, RELOJ SECOND, PAPELERA VINTAGE Y FLEXO EDISON.

4. TODA AYUDA ES POCA PARA MANTENER EL ORDEN.

Por regla general un piso de estudiantes no es el mejor modelo de la limpieza y el orden. Cualquier accesorio de ordenación, práctico y que ocupe poco espacio ayudará a que la casa permanezca lo más organizada posible durante más tiempo: colgadores para la puerta del baño o del dormitorio, cajas con tapa para meter en el canapé o grandes cestos para la ropa sucia, son complementos muy baratos y que ocupan poco espacio.

Te puede interesar  Cómo ordenar la nevera correctamente para la vuelta al trabajo

orden estudiante

Selección de artículos: ORGANIZADOR ALGODÓN, CAJA CON TAPA Y PONGOTODO FACES. Fuente imagen: @ohchavela!

5. NUNCA MÁS PASARÁ HAMBRE.

Lo sabemos. La máxima preocupación de una madre es asegurarse de que su hijo coma como es debido. No es tu culpa, nuestros genes son así. Hazte con una colección de táperes de cristal que se puedan meter en el congelador, llénalos con tus mejores recetas y quédate tranquila. ¡Y lo más importante! Etiquétalos con la fecha y el nombre de tu hijo para diferenciar su comida de la de sus compañeros y evitar discusiones innecesarias.

táperes estudiante

6. DESCANSAR BIEN PARA RENDIR AL MÁXIMO.

Regálale un conjunto de ropa de cama básica y bonita para el dormitorio.

cama estudiante

Selección de artículos: SÁBANAS ALASKA, BOUTI BICOLOR GRIS Y MANTA PLAID DOTS.

7. IDEAS PARA LA VIDA EN COMÚN.

Si tu hijo o hija no está acostumbrado a vérselas con hermanos en casa puede que al empezar a compartir piso se encuentre con conflictos en los que no habíais pensado. Una pizarra colocada en la cocina, o uno de los espacios comunes, en la que escribir el reparto de las tareas de la casa, la lista de la compra o el horario de la ducha, puede prevenir muchos problemas.

8. BÁSICOS DE LIMPIEZA.

La mayor parte de los pisos de alquiler para estudiantes ya cuentan con menaje y accesorios de limpieza básicos: fregona, cubo, escoba, e incluso en algunas ocasiones aspiradora. Un buen kit de trapos y paños de limpieza nuevos permitirá tu hijo o hija hacer mantener la limpieza en su habitación de forma más higiénica.

limpieza estudiante

Selección de artículos: TRAPOS MICROFIBRA.

9. ESPACIO PARA LOS RECUERDOS.

Hazle un regalo que le acompañe y le de energías para esta etapa. Un marco múltiple para decorar su habitación con fotografías vuestras y de sus amigos más cercanos será un detalle que le encantará y hará que no se sienta solo mientras se adapta a su nueva vida.

Te puede interesar  Bienvenida Primavera, la nueva colección ya está aquí

marco pizarras multifoto

Selección de artículos: MARCO MULTIFOTOS CON PIZARRAS Y PINZAS.

10. ¡ANÍMALE A DIVERTIRSE!

A muchos estudiantes les cuesta más adaptarse a su primer año de universidad por su propio nivel de exigencia en los estudios. La excesiva preocupación por rendir en los exámenes y elevar su nota pueden pasar factura a su salud a largo plazo, provocándoles el llamado estrés académico. Si crees que puede ser el caso de tu hijo o hija aconséjale tomarse un descanso de vez en cuando. La etapa universitaria no solo es una época de aprendizaje académico si no de desarrollo personal ¡hay que aprovecharla en todos los sentidos!

Compartir piso por primera vez siempre es una aventura ¡no solo para tus hijos! Preparar la mudanza, encontrar alojamiento, adaptarse a la universidad y a los nuevos compañeros… Pero ¡que no cunda el pánico! Para decorar y equipar un piso de estudiantes no hace falta gastarse mucho dinero. Basta con accesorios prácticos y pequeños muebles auxiliares que faciliten el orden en el día a día.

Si quieres evitar preocupaciones sigue los consejos que te hemos propuesto en esta guía, deja que tu hijo o hija aprenda a vivir solo con sus propias equivocaciones y respira tranquila.