Cómo decorar espacios blancos

En este artículos vamos a darte algunos consejos que te ayudarán a saber cómo decorar espacios blancos de forma sencilla y elegante.

El blanco es uno de los colores que suelen impregnar las paredes de muchas viviendas, debido a que se trata de una tonalidad que no solo aporta luminosidad a la estancia, sino que además genera una mayor sensación de amplitud y pulcritud, convirtiéndose por ello en el color favorito para decorar las paredes de las diferentes habitaciones de nuestro hogar.

No obstante, el blanco también es un color que contribuye a que un espacio tienda a aparecer más frío y menos hogareño. Por ello, es muy importante que seamos cuidados a la hora de decorar espacios blancos, ya que debemos utilizar artículos y accesorios que le aporten calidez a la estancia y la conviertan en un espacio más acogedor y agradable y evitemos así el tan conocido «efecto hospital» .

Qué poner en los espacios blancos de casa

A la hora de amueblar una habitación blanca es importante que utilicemos tonalidades claras y cálidas para conseguir recrear esa atmósfera hogareña y acogedora que tanto estamos buscando.

De este modo, si no sabes qué poner en los espacios blancos de casa, desde Iglú te proponemos algunas ideas para decorar tu vivienda:

1. Utiliza mobiliario de color madera para decorar espacios blancos

La madera es un material muy utilizado en decoración, puesto que es capaz de trasmitir elegancia y calidez a cualquier habitación. No obstante, si lo que quieres decorar son espacios blancos, te aconsejamos encarecidamente que utilices madera de acacia o roble en lugar de otras variedades con tonalidades más oscuras como el ébano o el nogal; ya que de este modo lograrás generar un ambiente más agradable y vivaz.

Si eres un gran fan de los muebles blancos, siempre puedes elegir muebles con tiradores o patas de madera natural, pequeños detalles que aportarán una gran diferencia visual.  O bien añadir ciertos muebles auxiliares de maderas claras tipo telefoneras, muebles de cajones para baños o habitaciones…

Te puede interesar  IDEAS IGLÚ. Decorar con marcos: 3 composiciones equilibradas

2. Usa plantas y flores naturales

No hay nada que dé más vida a un salón que unas buenas plantas naturales de interior, cuyo color verde en combinación con la tonalidad blanca de la estancia nos permite aportarle ese toque de naturalidad y calidez a la habitación.  Las plantas colgantes son un gran recurso para dar un toque de color a nuestras paredes. Así puedes utilizar maceteros colgantes de macramé para dar un toque muy natural a tus paredes. Si  tienes un hueco libre junto al sofá o un rincón vacío, una planta de pie llenará y cambiará el espacio.

 

Asimismo, si quieres aportarle un toque de color a la habitación, también puedes utilizar flores naturales de interior, las cuales dotarán no solo de vivacidad sino también de elegancia a la habitación. Un simple ramillete en un jarrón o botella de cristal darán supondrán un elemento muy llamativo y darán un toque muy acogedor al espacio. Si no tienes un jarrón específico para ello puedes reciclar una botella de cristal pegarle unos hilos de cuerda y por muy poco consiguirás crear tu rincón floral

3. Utiliza decoración textil

Otro aspecto que resulta fundamental para darle vida a una habitación blanca es la decoración textil que se emplea. De este modo, desde Iglú te recomendamos que vistas una habitación blanca con alfombras y cortinas que presenten no solo tonalidades cálidas como el verde, gris o el mostaza; sino que además hayan sido fabricadas con tejidos suaves y voluminosos que le aporten textura y calidez a la estancia.  Una alfombra redonda de fibra de 1.20 cm en el centro del salón o una alfombra de 40×60 de colores fuertes a los pies de la cama pueden ser más que suficientes para dar ese toque de equilibrio y color a tu hogar.  Si  no sabes como sacar partido a una estancia con textiles sin gastar mucho dinero, echa un vistazo a nuestro post. https://iglutiendas.com/blog/renovar-el-dormitorio-sin-cambiar-los-muebles/

Te puede interesar  Cómo decorar una terraza con poco dinero

4. En grandes espacios los manteles estampados son un gran aliado

Si tienes un cocina amplia o una terraza que parece siempre «desangelada» una de las formas más sencillas y rápidas de darles un toque de color es recurriendo a los manteles. Si eres una persona práctica, te decantarás seguramente por la línea de antimanchas, que con pasar una bayeta estarán perfectos comida tras comida.  Si lo que pretendes es dar un toque de color y fuerza a la estancia, los manteles antimanchas estampados serán sin duda un gran aliado. Ya dependerá de tu estilo de decoración el estampado que elijas. Si te encantan los espacios románticos y acogedores, un mantel con estampado floral puede convertir tu terraza en un lugar ideal donde se respire paz y tranquilidad.

Si por el contrario el espacio es pequeño, puedes elegir un camino de mesa, como en la foto de la izquierda, para dar este toque de color que necesitas, con cierta caída de unos 25 cm  por 2 laterales, será sufiente para poner el broche en la estancia.

espacios blancos que manteles antimancha elegir

Si te has quedado con ganas de ver nuestra colección de antimanchas, ¡haz clic aquí!

5. Utiliza pequeños detalles en negro

Si bien es cierto que incluir muchos accesorios negros puede ser algo contraproducente, lo cierto es que incluir cuadros con marcos negros o pequeños elementos de decoración oscuros en una habitación donde predominan tonos blancos puede crear un contraste muy favorecedor que le aporta un toque moderno pero acogedor a la habitación. Si dispones de una pared muy amplia puedes elegir portafotos grandes de 20×25 e imprimir fotos en colores sepia o blancos y negros. Combínalos con otros portafotos similares de tamaños más pequeños y crearás una estancia llena de recuerdos felices y darás un aspecto muy diferente a tu pared vacía.  Y si el color negro no te termina de convencer, puedes recurrir a marcos de colores  naturales, poner un past- partú e incluir en lugar de fotos láminas en colores claros con ciertas tonalidades verdes.

Por aquí te dejamos un video de como colocar marcos de fotos en un pared, ¡ánimo que no es tan dificil!

Te puede interesar  Decorar casa de pueblo con poco dinero

Por ejemplo en la foto de abajo podemos ver  un ejemplo práctico de cómo decorar espacios blancos. Se buscaba un efecto elegante y sofisticado por eso hemos recurrido a elementos decorativos negros: espejo de 90 cm a la derecha- en simetría con el gran espejo de pie, lámpara auxiliar de cerámica negra sobre la mesilla, jarrón y macetero negros sobre las mesas auxiliares…  Se han cambiado las antiguas cortinas blancas por cortinas en tonos verdes y mostazas, incluido cojines de colores mostaza en los sillones. El metal negro de los espejos se ha suavizado incluyendo elementos en madera clara que son los portafotos. Para el interior de los marcos, hemos elegido láminas con notas verdes y una planta de suelo para incluir un toque natural que encaja a la perfección con los detalles decorativos negros. De esta forma un enorme espacio blanco, que resultaba demasiado impersonal,  se ha convertido en una sofisticada sala de estar.

Si eres fan de los estilos naturales y nórdicos, la decoración con metales y elementos negros también tiene cabida en esos estilos decorativos, puedes incluir espejos metalicos, mesas auxiliares o pequeños detalles como maceteros que se integrarán también a la perfección.

 

Echa un vistazo a nuestros portafotos naturales y ¡da rienda suelta a tu imaginación!

Esperamos que estos tips te hayan sido de utilidad para aprender a decorar espacios blancos. Ya sabes, si el blanco es el rey de tu hogar, y te apetece darle un toque de armonía visita Iglú,  nuestra tienda online de artículos para el hogar y consultanos tus dudas por whats up o teléfono, llevamos más de 13 años decorando casas.