Las claves del método Marie Kondo para ordenar tus armarios (y tu vida).

Publicado en: may 29, 2020

Categorias: ORDEN EN CASA , RENOVAR , LIFESTYLE

La magia del orden viene de Oriente. Te contamos los secretos del método KonMari y cómo aplicarlo fácilmente para darle un vuelco a tus armarios.

ordenar método KondoMari

Estar sometidos al estrés por exceso de trabajo, información y responsabilidades nos ha hecho más conscientes de la importancia que tiene conservar nuestra armonía cuerpo-mente. Practicamos meditación, yoga, mindfulness… pero ¿has pensado que algo tan sencillo como mantener tu casa ordenada puede ser igual de beneficioso?

Por esta razón Marie Kondo se ha convertido en la gurú del orden más influyente a nivel mundial. Aunque no hayas leído su primer libro “La magia del orden” o te hayas enganchado a su reality en Netflix, estamos seguros de que su nombre te suena. Esta consejera de la organización ha conseguido hacer felices a millones de personas con un método muy sencillo pero efectivo.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Marie Kondo (@mariekondo) el

A continuación te contamos sus secretos y te ofrecemos ideas prácticas para que puedas aplicar el método KonMari en la organización de tus armarios.

LO QUE TIENES QUE SABER ANTES DE EMPEZAR

Para quien no lo conoce, el método de Marie Kondo puede parecer tan solo una técnica de guardar objetos en los cajones, pero en realidad ¡también es una forma de vida! Por eso has de tener una serie de pautas en mente antes de ponerte manos a la obra:

1. QUÉDATE ÚNICAMENTE CON LO QUE TE HACE FELIZ. Deshazte de todo lo demás. Todo aquello que guardas debe tener un significado importante para ti. Si no es así lo único que harás será almacenarlo de por vida. Quítate un peso de encima: dona o recicla todo lo que no necesitas.

2. NO DEJES PARA MAÑANA LO QUE PUEDES HACER HOY. Si te propones una sesión de organización y limpieza no la dejes a medias, es bastante probable que no termines nunca. Así que prográmala con tiempo y evita distracciones. El resultado será mucho más efectivo.

3. SÉ REALISTA. Antes de empezar a ordenar coge todos los objetos y amontónalos en un sitio. Por ejemplo: crea una pila con la ropa encima de la cama o coloca todos los utensilios de la cocina encima de la mesa. Serás más consciente de la cantidad de cosas que tienes y de cuáles son realmente importantes. Te aseguramos que el resultado te va a sorprender.

Y AHORA SÍ: ¡EMPEZAMOS!

ORDENA POR CATEGORÍAS: Serás más efectiva si te propones objetivos asequibles. Si en lugar de organizar el dormitorio en general, te concentras en ordenar la ropa interior y los calcetines le podrás dedicar más atención y el resultado será impecable. Por ejemplo: puedes colocar un colgador con bolsillos como el ORGANIZADOR DENIM entre las perchas o en la puerta del armario y dedicar unas horas a seleccionar y ordenar en él los cinturones, medias, foulards… Ocupa muy poco espacio.

colgador organizador denim

Fuente: @simplyorganized

OLVÍDATE DE DEJAR LA ROPA COGIENDO POLVO EN EL ARMARIO: Es muy fácil saber cuáles son las prendas que realmente necesitas. Solo tienes que ser sincera contigo ¿hace cuánto que no utilizas esa camiseta de publicidad que te regalaron con las patatas?, ¿desde qué año no te sirven esos vaqueros? Tú sabes mejor que nadie qué ropa es la que utilizas en tu día a día.

UN SITIO PARA CADA COSA Y UNA COSA PARA CADA SITIO: Conseguir que tu armario siga en orden durante mucho más tiempo será más fácil si todo tiene un lugar concreto. Las joyas en el joyero, los calcetines en el cajón, los zapatos en el zapatero… Parece obvio, pero ¿cuántas veces has tenido una una pulsera rodando de un lugar de la casa a otro durante meses? Una buena solución para ordenar tus joyas dentro del armario es el JOYERO BÚHOS de madera. Puedes colocarlo dentro de un cajón y aprovechar sus compartimentos para separar tus pulseras, relojes, anillos y lo que necesites.

joyero búhos

Fuente: @neatmethod

TODA TU ROPA A TU ALCANCE Y A LA VISTA:Uno de los trucos más famosos del método Marie Kondo es el doblado vertical. Se trata de una forma de plegar la ropa en 4 pasos que permite que la guardes sin arrugas ocupando el menor espacio posible. Colocar las prendas en vertical te permitirá sacarlas sin tener que remover todo el armario. ¡Es súper práctico!

ORDENA POR TAMAÑOS EN CAJAS Y CESTOS: Es muy fácil saber cuáles son las prendas que realmente necesitas. Solo tienes que ser sincera contigo ¿hace cuánto que no utilizas esa camiseta de publicidad que te regalaron con las patatas?, ¿desde qué año no te sirven esos vaqueros? Tú sabes mejor que nadie qué ropa es la que utilizas en tu día a día.

UN SITIO PARA CADA COSA Y UNA COSA PARA CADA SITIO: También puedes aplicar el apilado vertical a pequeñas prendas y accesorios. Para ello las cajas, cestos y organizadores de armarios son los grandes aliados del método KonMari. La colección textil BOHO CHIC incluye organizador de cajones, cajonera desmontable y cestas. Son complementos súper versátiles que podrás adaptar a tus necesidades y al tamaño de tus armarios.

colgador organizador denim

Fuente: @lizvander

ARMONÍA DE COLOR: Si organizas las prendas por gamas cromáticas o degradados de color, escoger el look para cada día será mucho más fácil. Además conseguirás que abrir la puerta de tu armario sea un verdadero placer.

Ver esta publicación en Instagram

Closet goals (as the kids say). Photo by @rachelorganizes.

Una publicación compartida de Marie Kondo (@mariekondo) el

LO MÁS PERSONAL MÁS MANO: Simplemente coloca la ropa de uso diario en el lugar más accesible. Puedes reservar el espacio menos de tu armario para guardar otros textiles que utilizas de forma más esporádica como sábanas o toallas. Una idea genial es utilizar un cesto grande para estas prendas. Como este CESTO DE ROPA CON TAPA. Fabricado en material sintético imita el acabado del mimbre pero es fácilmente lavable y perdura durante más tiempo. Tiene gran capacidad por lo que también puedes utilizarlo para guardar los cojines de fuera de temporada o las mantas durante el verano.

cesta con tapa

Fuente: @iheartorganizing

PIENSA EN TU RUTINA: ¿En qué momento utilizas cada prenda? ¿Es ropa de fiesta, de estar por casa o para ir al gimnasio? Organiza el contenido de tu armario según el uso que vayas a hacer de ello. Será más práctico para tu día a día guardar juntos el top, los calcetines y las mallas de hacer deporte. También puedes reservar una parte de tu vestidor para los útiles de planchado. Si colocas junto con ellos un cesto para la ropa arrugada, te costará menos encontrar tiempo y ganas para ponerte manos a la obra. Un ejemplo perfecto es el CESTO LAUNDRY: disponible en 3 colores y fabricado en poliéster. Con un bonito diseño vintage te será fácil encontrarle un espacio en tu habitación.

cesto laundry

Fuente: Handmade Weekly.

Si después de seguir todos estos consejos no encuentras sitio para guardar alguna prenda u objeto, lo más seguro es que no la necesites en absoluto. Así que deshazte de ello y sigue la filosofía Marie Kondo para un hogar y una mente en paz.

Descubre aquí nuestra selección de productos de ordenación para tu hogar.