IDEAS IGLÚ. Decorar con marcos: 3 composiciones equilibradas

¿Paredes vacías? Te proponemos 3 composiciones originales y muy sencillas para decorar con portafotos y cuadros. Combina tamaños y materiales para un efecto de revista y muy personal.

ANTE TODO PLANIFICA TU COMPOSICIÓN MURAL

Antes de empezar a hacer agujeros en la pared toma lápiz y regla. Selecciona los marcos y láminas con los que quieras crear tu composición. Preséntalas una a una sobre la pared y vete haciendo pequeñas marcas para situarlas. Así podrás hacer rectificaciones antes de que sea demasiado tarde.

ALGUNAS NOCIONES Y MEDIDAS BÁSICAS

Las posibilidades son ilimitadas pero si sigues algunas nociones básicas, te será mucho más sencillo conseguir composiciones bien equilibradas:

- Mantén siempre una distancia mínima de 10 cm entre marco y marco. Cuanto más grande sea el marco esta distancias deberá aumentar para equilibrar el peso visual.

- Si vas a crear el mural sobre una consola, un sofá o un mueble auxiliar deja una distancia de entre 20 y 30 cm entre el mueble y la parte inferior del mural.

- Igualmente mantén un mínimo de 40 cm de aire desde la parte superior de la composición y el techo.

- Los contrastes nunca fallan: combina uno o dos grandes cuadros marcos con varios portafotos pequeños.

- Puedes mezclar materiales: los marcos de madera aportarán calidez, los metálicos y brillantes darán distinción y elegancia.

- Si no puedes decidirte y quieres aprovechar todas tus fotografías, utiliza marcos de colores claros para dar ligereza a la composición y que la pared no se vea muy sobrecargada.

- Si vas componer tu mural sobre una cómoda o consola, puedes incluir en tu composición algún pequeño espejo decorativo. Conseguirás variedad y personalidad.

3 COMPOSICIONES QUE NUNCA FALLAN

1. SOBRE UNA BALDA. Esta propuesta si vives de alquiler o simplemente no quieres llenar la pared de agujeros. Puedes colocarla sobre el cabecero de la cama o el sobre el sofá. Para que tu composición esté bien compensada ubica primero los marcos más grandes y sobre ellos ve colocando los marcos más pequeños, hasta que consigas el efecto que más te guste.

portafotos sobre balda

2. REGLA DE LOS TERCIOS. Se trata de una regla de composición con la que siempre conseguirás equilibrar visualmente tus marcos y láminas. Divide el espacio en el que vas a ubicar tu mural en 9 partes similares. Reparte los acentos sobre los 4 nódulos resultantes. Conseguirás una composición muy dinámica y las posibilidades son infinitas.

composición portafotos

3. COMPOSICIÓN SIMÉTRICA. Es la fórmula más sencilla con la que conseguirás un efecto clásico y elegante. Coloca un marco central y repite la composición escogida a ambos lados de este.

composición simétrica portafotos

¡Manos a la obra! Vacía tu teléfono móvil de fotos y llena tus paredes de grandes recuerdos.